Cuando tengas claro lo que quieres de tu vida, rápidamente encontrarás tu camino

lunes, 10 de marzo de 2014

Esta noche me gustaría tenerte en mi cama.

Esta noche me gustaría tenerte aquí. 

Tumbado a mi lado. Mirándome a los ojos mientras me dices que me quieres. En tus ojos puedo ver que todo lo que dices es verdad. 

Sentir tu mano acariciando mi mejilla, subiendo poco a poco hasta enredarse con los nudos de mi pelo. Sonríes, y eso hace que yo también lo haga. 

Quiero que me digas una tontería para tener una excusa para que me beses cuando me enfade para así dejar de estarlo. 

Un beso de buenas noches y nos giraremos hacia ambos extremos de la cama.
Para dormirme, sin embargo, necesitaré que en medio de la noche te acerques por mi espalda y me abraces. Después me susurrarás al oído suavemente que me amas y  buscarás mi mano hasta que te corresponda. 

Me quedaré dormida escuchando tu respiración...