Cuando tengas claro lo que quieres de tu vida, rápidamente encontrarás tu camino

sábado, 6 de diciembre de 2014

Qué estrés

Todo el día de aquí a allá, haz esto, haz lo otro. Terminas una cosa y ¡zás!  Cien mil cosas más aparecen por ante mi puerta. Sin más remedio qué organizarme de nuevo para volver a hacer todo.
Yo diría que estoy medio vegetal. Pegada al escritorio y a los apuntes.