Cuando tengas claro lo que quieres de tu vida, rápidamente encontrarás tu camino

domingo, 25 de agosto de 2013

Estar dolido está sobrevalorado

No sé cómo reaccionar ante estas situaciones, me duele no poder hacer nada. Si lloro es porque no me quedan fuerzas y si no lloro es porque ya no me quedan lágrimas que sacar.

Joderme parece tu trabajo, es como si hubieras nacido para ello. Luego te disculpas y crees que te voy a perdonar. Vete con tu orgullo y tu gilipollez a otra parte porque te has equivocado de persona.

La pena y el odio se juntan y no sé qué hacer para separarlos. No quiero que estén juntos, no quiero que tengan que ver.

 Al final es mi culpa por haber dejado que todo esto pase. La gente sufre y sigue siendo por mi culpa.


Y yo sigo aquí sin saber como actuar.