Cuando tengas claro lo que quieres de tu vida, rápidamente encontrarás tu camino

domingo, 9 de junio de 2013

El cambio llega en pañales

Hoy he querido mostrar el reportaje que he tenido que hacer para una asignatura de la universidad.

Esta es Clara, y sus padres Estrella y David.

Este es el diseño de portada e interior. A continuación podréis ver el texto. Disfrutadlo:

El cambio llega en pañales


Ser padres es una de las tareas más difíciles a la que nos enfrentamos en nuestra vida, y más si tenemos en cuenta la crisis económica por la que pasa el país. Sin embargo, Estrella Pavés y David Hernández, dos jóvenes canarios, han decidido aventurarse a pesar de este futuro incierto


Siempre me sorprende ver a padres primerizos criando a sus hijos. La paternidad es una de las cosas que nadie te enseña y que más o menos llegados los treinta tienes necesidad de haber aprendido.
Un terreno sin explorar, lleno de nuevas sensaciones, emociones y responsabilidades. Enseñanzas que la sociedad no nos transmite de manera contundente. Por tanto, lo tienes que aprender haciendo. Los primeros años de la vida de un bebé son los más importantes en su crecimiento y  determinarán su forma de ser en el futuro. Un futuro que nos afecta a todos. Nunca te puedes imaginar hasta dónde puede llegar tu hijo.  Entonces, ¿no deberíamos considerar la tarea de ser padre, con mucha más importancia que la que le damos ahora?
Para Estrella Pavés y David Hernández su día a día ha dado un giro de 180 grados. Lo más importante es que siguen ahí, sacando fuerzas cada día para educar y cuidar de su hija Clara.
Tener un bebé es lo más maravilloso pero también lo más duro que puede pasar una pareja. Si le añadimos la crisis económica que estamos viviendo, es normal que mucha gente se eche atrás ante este panorama. No es tan fácil animarte a tener un hijo, y menos sabiendo cuánto te va a costar. Pero, como apunta Estrella “vale la pena por solo ver su sonrisa cada mañana. Ver cómo crecen, como van aprendiendo cosas, cómo te demuestra el cariño… son las mejores sensaciones que podría tener un madre”. Como Clara, muchos niños han nacido en medio de la crisis económica. Su madre, Estrella Pavés, es enfermera y su padre, David Hernández, es trabajador de la empresa Mercadona. Clara nació hace siete meses en la isla de Tenerife,  en Canarias, donde el índice de paro es uno de los más altos de toda España. Pero a pesar de todo esto, cada día se levanta con una sonrisa en la cara.

El día a día de Clara
Todos los días son especiales para Clara porque tiene a su papá y a su mamá. Gracias a ellos aprende cosas nuevas a diario. Le enseñan a jugar, a explorar, a relacionarse con otras personas… En definitiva, le guían en su desarrollo como persona. Le ayudan a superar los primeros obstáculos, para que cuando salga al mundo esté suficientemente preparada, tanto intelectual como emocionalmente. Este primer aprendizaje de “ser padres” es primordial ya que repercutirá en la forma de educar a los siguientes descendientes.

Aprender a separarse de las personas que quieres, es duro tanto para los padres como para los hijos. Pero a Clara le resulta divertido despedir a papá o a mamá cuando se van a trabajar.
Con toda la emoción del día, a la pequeña le entra hambre. La cesta de la compra cada vez es más cara y tratándose de alimentos infantiles más. Pero la familia consigue salir adelante combinando estrecheces y restando caprichos. Ahí está Estrella para darle de comer en su trona.

Un poco de juegos y mimos antes de dormir y luego ¡a la cama! Es la hora de la siesta. Los niños deben dormir al menos cuatro veces al día. Mientras duermen crecen y mientras más crezcan más sanos estarán.
Cuando llegan sus padres de trabajar pasan un rato en el jardín, tomando un poco de sol. Clara se pone muy contenta por tenerlos a los dos poniendo toda la atención sobre ella. Debido a las propiedades beneficiosas del sol, sacar a los niños de vez en cuando de paseo se hace muy importante para su salud. Sin embargo, no hay que olvidar la crema solar. La piel de los bebés es mucho más frágil que la de los adultos.

¡Y llegó la hora del baño! A Clara le encanta disfrutar del agua. Chapotea, bebe agua, salpica…Le encanta. Es imprescindible establecer una rutina para todas las actividades que el bebé haga durante el día, comer, dormir…y como no, bañarse.
Sus papás juegan con Clara todos los días ofreciéndole así la oportunidad de relacionarse de manera cercana y aprender a hacerlo con los demás.


Valoremos un buen trabajo
Sin dejar de mirar a la pequeña, David comenta que “debemos valorar más el trabajo de nuestros padres. Ellos nos han dado todo sin pedir nada a cambio. Tan solo para que podamos conseguir las herramientas adecuadas para sobrevivir en la gran jungla que es la vida”.
Tanto David como Estrella saben bien que enseñar a crecer tiene su dificultad pero con paciencia, sentido común y ayuda mutua se hace más fácil conseguir que los niños crezcan felices. 


 Todo el trabajo está acompañado de este video para amenizar un poco y reir, que siempre es bueno:


Verónica Pavés